Sin duda alguna, en la actualidad conseguir financiación de los bancos es complicado, con condiciones duras y volúmenes pequeños. Es un buen momento para encontrar dinero vía socios.

Un socio financiero busca la creación de valor para el accionista y facilita la continuidad del business plan del equipo directivo.

Las ventajas de los industriales es que son compañías con un proyecto o producto similar e inmediatamente surgen ahorros de costes y sinergias, oportunidades de crecer y desarrollarse internacionalmente.