Nuevo récord: el Tesoro coloca deuda a 5 años por encima del 6%.

Para Santiago Hagerman, socio de GBS Finance, el resultado era esperado. «Hasta que se aclaren los temas, las necesidades de recapitalización de la banca española y la cumbre de los líderes europeos de la próxima semana, seguirá habiendo incertidumbre y los tipos permanecerán un tiempo en los niveles actuales», explica. Unos niveles que considera muy atractivos, razón por la que están invirtiendo en deuda española con plazos cortos, de entre uno y dos años, vitamina para sus carteras de renta fija. «es una buena oportunidad porque confiamos en la solvencia de España», explica.